miércoles, 19 de abril de 2017

BENEFICIOS DEL TIEMPO DE OCIO EN EL DESARROLLO INFANTIL

La rutina diaria deja poco espacio para el ocio. Sin embargo, en vacaciones o durante los fines de semana, vuestros hijos tienen momentos para realizar las actividades que más les gustan.
Éstas deberían ser una buena oportunidad para que aprendan y se diviertan y vosotros podéis ser su mejor compañía, guiando y participando en las diferentes actividades.
Vencer el aburrimiento en estos momentos es muy fácil, pues el abanico de actividades a llevar a cabo es amplio y se puede adaptar a los gustos de todos. Algunas ideas entre las que se puede escoger son:
1    Fomentar la lectura en familia
2    Realizar actividades artísticas como pintar, bailar, tocar un instrumento, escuchar música, etc.
3    Ir al cine, a un concierto o al teatro e incluso hacer teatro
4    Cocinar, decorar, hacer diseños de moda
5    Hacer colecciones de cromos
6    Hacer un puzzle o maquetas
7    Ir de excursión o hacer otros planes al aire libre como ir de pesca, hacer senderismo, ir a buscar setas, etc.
8    Jugar a juegos de mesa
9    Practicar algún deporte en familia o con amigos
10                Organizar concursos: de disfraces, de cocina, de baile, etc.
11                Hacer turismo ya sea por los alrededores o viajando a otro país
12                Participar en planes organizados por una asociación juvenil
13                Quedar con otras familias para salir o tomar algo
14                Organizar una comida o una cena en casa de amigos
15                Ver películas y comentarlas
16                Participar en actividades de voluntariado
17                Crear un grupo de música
Todas estas actividades no serán sólo una forma de pasar estos momentos, también enriquecerán positivamente a los pequeños. De hecho, el ocio y el hecho de disfrutar de un tiempo que es libre de forma consciente tiene muchos beneficios en los niños.

Beneficios del ocio en los niños:
1    Son más felices: Es un tiempo en el que pueden escoger qué hacer, es decir, practicar su libertad.
2    Humaniza: Las actividades al aire libre son grandes ocasiones para entrar en contacto con la naturaleza. Contemplar el paisaje, respirar el aire puro, escuchar el agua del río, etc. es un encuentro con el medio ambiente que humaniza.
3    Culturiza: A los niños ya se les transmite desde la escuela la importancia de las actividades culturales realizando además visitas a museos, teatros, etc. Resulta muy positivo el refuerzo por parte de la familia. El turismo es también una forma de aprendizaje.
4    Desarrolla la creatividad: Los pequeños necesitan tener un espacio para ser personas creativas, poner en práctica sus ideas, escribir algún pequeño texto, hacer un dibujo, etc.
5    Los hace más sociables: Todos los momentos de ocio que vuestros hijos realicen con la familia o con otros niños hacen que conozcan gente nueva y participen en juegos en grupo que les ayuden a salir de sí mismos y a abrirse a los demás.
Cabe destacar además, que vuestro papel como padres en este tiempo libre es también clave, tanto en la organización del mismo como en la realización de actividades junto con vuestros hijos. Sin embargo, debéis tener en cuenta que el ocio de los pequeños es suyo y que, aunque les ayudéis, debéis darles también un margen de libertad para que sientan que pueden decidir cómo utilizar este tiempo. Así, para no estresar a vuestros hijos en sus momentos de ocio os aconsejamos que:
1    Respetéis su tiempo: No forcéis a vuestros hijos a hacer alguna actividad que no les guste o no les interese. 
2    Les dejéis escoger las actividades extraescolares que prefieran: Teniendo en cuenta su edad y las posibilidades económicas de la familia. Ayudadles a tomar una decisión pero no les obliguéis a realizar algo que no quieran.
3    No les agobiéis: Muchos niños actualmente sufren estrés por la rutina a la que están sometidos, cargada de actividades. Debéis organizar el tiempo de vuestros hijos dejando espacio para que puedan leer, jugar y entretenerse a su aire. 
4    Dadles a vuestros hijos espacio para equivocarse: Aunque la forma de educar en las tareas como los deberes o el orden de la habitación debe ser estricta, durante los ratos de ocio vuestra preocupación por el buen comportamiento de los niños debe ser diferente. Se trata de que tengan espacios para divertirse y sentirse más libres, equivocarse y aprender de ello.
5    Ayudadles a desarrollar su creatividad: Los niños suelen estar acostumbrados a trabajar siguiendo muchas indicaciones y por eso puede costarles, por ejemplo, hacer un dibujo libre o empezar a escribir un texto inventado.
6    Propiciad que disfruten de la lectura: Buscad libros que les puedan atraer y que sean adecuados para su edad, acompañadles a la biblioteca y asesoradles en la selección de aquellos libros que les enseñen valores.
7    Moderad las actividades que les consuman mucho tiempo y les obliguen a aislarse: Como ver la televisión o navegar por Internet. Seleccionad además programas, juegos y películas adecuados a su edad.
8    Compartid aficiones con ellos: La clave está en que vuestros hijos y vosotros os lo paséis igual de bien. 
Siguiendo estos consejos, contribuiréis a que el tiempo de ocio de vuestros pequeños sea realmente de ocio. Aprenderán a divertirse, a disfrutarlo y a sacarle provecho. Su entretenimiento presente será además, la base de su futuro. Así pues, si saben escoger lo que les gusta y con lo que realmente se lo pasan bien, estaréis contribuyendo a que sean más felices.

FAROS Sant Joan de Déu (Barcelona)

No hay comentarios:

Publicar un comentario